Reforma interior de vivienda Passivhaus

casa  MAR

La vivienda, a pesar de estar en un octavo piso, era muy oscura, con espacios pequeños y mal conectados. Al no tener aislamiento y estar situada en la última planta, en verano pasaban mucho calor y en invierno mucho frío. Esto hizo que se decidiera por una reforma con criterios Passivhaus, pero sin certificarla. Se realizó el derribo de toda la tabiquería, se diseñó la nueva vivienda, primando los espacios amplios y la luz natural y se realizó el proyecto y la dirección de obra bajo el estándar Passivhaus, aislando completamente la envolvente, eliminado los puentes térmicos y colocando unas ventanas de alta eficiencia, con triple vidrio y argón. Se ha colocado un sistema de ventilación con recuperador de calor, situado en el lavadero, que además refresca el aire en verano.

Getxo 2.019

arquitectura: Miren Rivas y Andrea Traspaderne

fotos: Juan Félix Ruiz