Contacto

Valores

arquitecturasostenible

Una visión sostenible de la arquitectura

Hay otra manera de construir, más respetuosa con el medio ambiente y con las edificaciones existentes.

La Arquitectura Sostenible trata de minimizar el impacto ambiental de las construcciones sobre el terreno y la sociedad. Se basa en el concepto de desarrollo sostenible (satisfacer las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer las posibilidades de las del futuro para atender sus propias necesidades), con los siguientes principios:


  - No construir si no es necesario. Es mejor rehabilitar, reciclar, reformar lo existente.

  - Limitar la demanda energética y construir edificio pasivos
  - Utilización de materiales naturales, renovables y reciclables, de bajo contenido energético.
  - Producir energía a través de fuentes renovables, autoconsumo y edificios de balance energético positivo

  - Utilizar materiales naturales, basados en la bioconstrucción, creando ambientes saludables y libres de tóxicos.

  - análisis del ciclo de vida de los materiales (sí a la reutilización y reciclabilidad)

  - desarrollo del uso de materias primas y el uso racional de la energía, utilizando energías renovables (no a la  contaminación ni emisiones de CO2  innecesarias)

Para conseguir esto se debe construir considerando las condiciones climáticas del lugar, sus valores ecológicos, sus habitantes y modos de vida, utilizando materiales de bajo contenido energético, minimizando el uso de materiales de alto contenido energético, reduciendo al mínimo la demanda de energía (calefacción, refrigeración, iluminación, equipamiento, otros) y la que se necesite para hacer funcionar el edificio, obtenerla de fuentes renovables.

consiste en el diseño de edificaciones teniendo en cuenta las condiciones climáticas, aprovechando los recursos disponibles (sol, vegetación, lluvia, vientos) para disminuir los impactos ambientales, intentando reducir los consumos de energía.

Un edificio ecoeficiente, una arquitectura coherente con el entorno donde se ubica, utilizando los recursos y materiales de la zona, con energías renovables y poco contaminantes, con materiales sin productos tóxicos, con mayores aislamientos para reducir consumos energéticos, situando las zonas habitables en función de las orientaciones. Zonificación de espacios. Aprovechamiento de la energía solar. Utilización del agua de lluvia recogida en las cubiertas (y de las aguas sucias ya depuradas) para regadío, a través de la colocación de aljibes.

Logotipo_del_Gobierno_Vasco.svg.png